¡Nuestros primeros visitantes han llegado para quedarse!

¡Esta mañana ha pasado algo alucinante! Nuestra querida compañera Vega se ha encontrado unos bichitos que estaban buscando un nuevo hogar. Ella, sin pensárselo dos veces, los traído al cole. ¡Sabe que aquí acogemos a los insectos con mucho cariño y respeto!

Vega nos ha presentado a los gusanos de seda. ¿Y por qué se llaman gusanos de seda? Lucas ha descubierto que no es porque sean muy generosos (SE-DA…), sino porque tejen capullos de seda. ¡Guau! Es increíble que un tejido tan suave salga del trabajo de unos fabricantes tan diminutos.

Vega también nos ha explicado que necesitan alimentarse de hojas de moral. ¡Tienen una dieta muy estricta! Una hoja por el día y otra por la noche… ¡No se vayan a empachar y a poner malitos como le pasó a la Oruga Glotona de nuestro cuento!

¿Y qué pasará cuando estos gusanos coman, crezcan y se hagan muy grandotes? ¡Tenemos tanta curiosidad! Lo desvelaremos muy pronto… ¡Estén atentos!

 

Añade tus pensamientos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *